Despedidas

Siempre partíamos, y atrás quedaba algo así. Federica y Vittorio en el andén preguntándose cuándo nos veríamos de nuevo. La Via della Cernaia menos habitada, tres vecinos menos siempre hacen alguna diferencia. Un salón de clases vacío de niña extranjera. Entonces todo era imagen en movimiento, de derecha a izquierda. Imagen cada vez más fugaz, indistinta, diluída por los primeros sonidos sobre el riel.
Los granos de fotos como esta parecen quedar para siempre pegados a la piel.
Es la fugacidad que permanece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s