The Realm Where the Night Opens. El reino donde la noche se abre. Hanni Ossott

During this semester, in my Seminar in Translation at Columbia, I worked with Venezuelan poets. This one, written by Hanni Ossott, was the first work in the serie.

Durante este semestre en el Seminario de Traducción, me dediqué a trabajar poetas venezolanos. “El reino donde la noche se abre”, escrito por Hanni Ossott, fue el primer trabajo de la serie.


The Realm Where the Night Opens

I am from that realm…

the dark realm, vast, without borders

where each thing sinks

agitated

There, images

possess each other, cram into each other

as in a voracious, momentary exchange

There is no cessation there but mourning or infinite happiness

a cry and a fear cover that dome

trespass the circularity of a Self

ever prepared for its sinking

for exaltation

Because with uneasiness comes laughter

extreme tension of happiness

dark night overflowings

ecstasy

saturation

I am from the realm where the night opens abruptly

realm of apparitions

in it, nature and object increase each other, intensify each other

speak, burst

I am there without myself, in devotion, taken

the seas then cross the body

forcing pore and skin

or emptiness, a grey, white zone

fix its canopy

at the center of the soul

towards an ignorance that extends itself, deserted.

I am from that untamed realm

that enters without permission and leaves when it wishes

difficult, hilarious, confused and fulfilled realm

sometimes a word, a symbol, a rhythm emerge from it

at other times it is demolishing

My Self must be still, attentive in front of it

must take in and embrace

that movement, that urge, that haste

or that larval, stagnant-water-like quietness

My eye must then be a huge eye, a beacon

the attentive eye of a fish

My eye has to separate itself from grief, from the dismemberments

created by the joys and sorrows’ oscillation

Sometimes

he should, but is unwilling

he should, but is unable

he just wishes to sink there as well

and a line of desire passes through it

desire of joy, love, and death

The dark realm doesn’t say what it brings

it lacks time, it is immeasurable

abrupt

it is the space for a being

full of strangeness

saturated with memory

He is inhabitable, for his excessiveness

nevertheless, he is fertile

In its center, fires and waters, sea striking the coast

ditching the soul

breaking on the beach.


El reino donde la noche se abre.

Soy de ese reino…

el reino oscuro, vasto, sin bordes

donde cada cosa se precipita

agitada

En él imágenes

poseen y se agolpan, unas a otras

como en intercambio voraz, instantáneo

No hay cese allí sino duelo o una alegría infinita

un llanto y un miedo cubren esa bóveda

traspasan la circularidad

de un sí mismo siempre pronto al hundimiento

a la exaltación

Porque también hay risas junto a la zozobra

extrema tensión de la alegría

desbordes para la noche oscura

éxtasis

colmación

Soy del reino donde la noche se abre repentinamente

reino de apariciones

en él naturaleza y cosa se acrecen, se intensifican

hablan, irrumpen

Soy allí sin yo, en entrega, tomada

los mares entonces cruzan el cuerpo

agreden poro y piel

o el vacío, una zona gris, blanca

instala su ancha carpa

en el centro del alma

hacia un no saber que se extiende desértico.

Soy de ese reino aún no domeñado

que llega sin permiso y parte cuando quiere

reino difícil, hilarante, confuso y pleno

a veces surge de él una palabra, un símbolo, un ritmo

otras, abate

Mi yo ante él debe estar tranquilo, atento

debe acoger como un abrazo

       ese movimiento, esa urgencia, esa prisa

o esa quietud de aguas estancadas

larvarias

Mi ojo debe ser entonces un gran ojo, un faro

el ojo atento del pez que mira

Mi ojo debe separarse del dolor, de los descuartizamientos

entre la oscilación de alegrías y penas

A veces

él debe, pero no quiere

él debe, pero no puede

él sólo quiere también hundirse allí

y una línea de deseo lo atraviesa

deseo de dicha, de amor y muerte

El reino oscuro no nos dice qué trae

no tiene tiempo, carece de medida

abrupto

es espacio para un estar

lleno de lo extraño

colmado de memoria

Él es inhabitable, por lo excesivo

y sin embargo, fecundo

En su centro fuegos y aguas, mar rasgando la tierra

zanjando el alma

golpeando sus playas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s