Blog

Víctor Sira, un luminoso venezolano de la diáspora en Viceversa-Magazine

16389295_10210541390202422_1857537174_o16467135_10210541370921940_598330262_n

Gracias a los amigos de Viceversa Magazine por permitirme publicar esta entrevista que me encantó hacer y me mostró la profundidad y la porosidad de la sensación de pertenencia. No importa si en Soho o la montaña de Sorte. Si atendiendo la pulpería del abuelo frente a la plaza Bolívar de un caserío en el interior venezolano, o como dueño de una galería-librería especializada en libros de fotografía en Astor Place de New York. Vamos siendo quienes somos gracias a nuestras primeras memorias. Lo demás es reformularlas, recrearlas, reinventarlas. Y en la mirada de un artista como Víctor Sira, este proceso es fascinante. No se pierdan la entrevista. Les va a gustar mirar a través de esos  ojos.

16402320_10210541370841938_1753290381_n

La hora perdida.

la-hora-perdida-portada

Momento de revisar mis horas. Y en esas, pensando en el trabajo y las publicaciones del año 2016, en lo que se gana y lo que se pierde, en la danza que es estar viva, me reencuentro con este texto sobre videntes, sobre mujeres que están entre el acá y el allá: sobre seres liminares.

Se trata de la presentación que hice en La Casa Azul Bookstore, en East Harlem, al libro de cuentos La hora perdida, de Krina Ber, autora a quien sigo con cariño y admiración, y a quien me une un lazo “que no es normal” (para leer el texto, presionen click sobre las negritas).

Esta noche marcó el comienzo de una nueva etapa en New York City. Cosas y paisajes han cambiado. Hubo pérdidas y ganancias, pero eso sí: lo que marcó aquella hora, liminar, sigue vibrando.

Ojalá el texto les guste y los anime a leer la obra completa de Ber.

En la foto de la página web me acompañan Juan Luis Landaeta y Edgar Borges.

Miami [un]plugged, o el pasado no existe.

 

miami-unplugged-cover-book

 

Viajar, migrar, mudarse, perderse, pasar trabajo y buscar establecerse. No mirar atrás. Regresar. Quienes llegan a Miami con la intención de instalarse, o de saltar desde allí a otro lugar, tienen mucho que contar. Llegar a la capital del sol supone reformular-se, y también reformular-la. Con cada pasaje, cada pasaporte extranjero, cada valija que cruza inmigración y se instala en algún cuarto de cualquier hotel o en un sofá de alguna casa, esa ciudad cambia.

La gente de Suburbano Ediciones compiló este conjunto de crónicas, Miami [un]plugged, que disfruté leer y reseñé en ViceVersa Magazine. Acá dejo mi texto sobre el libro, que ojalá despierte curiosidades y los anime a leerlo. Cada persona recién establecida en cualquier ciudad del mundo, re-crea y revive lo que dejó atrás. Porque el pasado no existe. El pasado está en la piel.

Los días animales, por Alberto Hernández.

Sobre “Los días animales” de Keila Vall de la Ville, por Violeta Rojo. En Nagari Magazine.

 

fullsizeoutput_b58c

“Subir un pie, empujarse sobre la roca, sostenerse, usar las manos para agarrar impulso, subir el otro pie. Hay piedras filosas, cristalitos que rompen la piel, hay que usar lo que sea para aguantarse: grietas, fisuras, repisas. Quien se cae quizás no lo cuente.

Así de difíciles y arriesgados son los días animales de Julia, alias Pájaro, alias Princesa. No es fácil vivirlos. Y es que escalar pudiera parecernos un ejercicio, aunque para Pájaro es fuga, viaje, aprendizaje, Yo no sé que es, pero no es un deporte. Un viaje para hacer hasta donde se aguanta. Cada quien aprende como puede…”

Así comienza la emocionante, conmovedora y deliciosa presentación que la Profesora Violeta Rojo hizo de mi novela, con la que presentamos su nacimiento en la librería Lugar Común en Caracas, y que ahora puede leerse gracias a la amabilidad de los amigos de Nagari Magazine.

“Los días animales” y “Viaje legado” en Librería Sónica

Linsabel Noguera y Jason Maldonado, los amigos del programa de radio Librería Sónica, me hicieron hace una semana una entrevista súper emocionante y dulce. Fue un placer pensar y responder sus preguntas. Fue una entrevista pre formativa! Mientras conversábamos sobre los libros los vivimos. Hablamos sobre la vida, la muerte, el miedo y el amor. Nos reímos mucho, bailamos en la silla Che che colé y otras canciones del soundtrack de Los días animales, leímos algunos de los fragmentos de esa novela; leímos también poemas de Viaje legado y escuchamos a Bob Dylan y a otros responsables de los epígrafes del poemario. En fin.

Por acá la guardo, para que no se me fugue y para compartirla con ustedes si les provoca pasar. Cosas de la magia: el día de ayer, se puede re-visitar hoy. Acá está el link. Viajar en el tiempo y en el espacio, hacia adelante y hacia atrás, es lo que hace Julia en mi novela, por cierto. Preformativo todo.

Dos poemas en Ediciones Letra Muerta.

dossier-keila-1280x640

 

Para celebrar el nacimiento de mi poemario “Viaje legado”, la página de Ediciones Letra Muerta publica dos poemas de mi autoría. Uno inédito, Grafito, y uno del libro, Quebrada pero viva. El header de la página está inspirado nada más y nada menos que en Gego. Y es que los amigos de Letra Muerta hacen un trabajo serísimo y súper hermoso. Desde acá los felicito, y les agradezco.

Gracias también a Bid&co, la casa de mi libro recién nacido, y a ustedes por pasar. Es un honor tenerlos acá.

“Los días animales” en Papel literario

 

La Paciencia: Los días animales de Keila Vall de La Ville

Keila Vall de La Ville / Foto Violette Bule. Cortesía

Keila Vall de La Ville / Foto Violette Bule. Cortesía

Esta mañana al abrir mi correo me encontré con esta muy buena noticia: Una crítica generosa sobre mi novela  “Los días animales” en Papel literario del diario El Nacional. Los invito a pasar.